93 490 51 13
instalacionesperezserrano

Instala un muelle cierrapuertas y di adiós a los portazos

¿Estás cansado de encontrar el portal de tu comunidad siempre abierto? ¿Al salir de tu edificio, la puerta se cierra tras de ti creando un gran estruendo? En Instalaciones Pérez Serrano tenemos la solución a tu problema: los muelles cierrapuertas.
Es probable que este nombre no te suene de nada y, aun así, los has visto y utilizado en numerosas ocasiones. Se trata de un dispositivo mecánico que sirve para cerrar puertas de manera controlada, evitando el golpe. Los más comunes suelen colocarse en la parte superior del marco, en el lateral de la puerta perteneciente a las bisagras. Este conecta con la propia puerta y, en el momento de ser abierta, la fuerza del movimiento queda almacenada en el propio dispositivo, que la utiliza para devolverla a su posición inicial de una forma suave.
Gracias a este mecanismo, no solo nos despedimos de los molestos portazos que resuenan en el recibidor, sino que es posible controlar el cierre de cualquier puerta, impidiendo que quede abierta. Además de los típicos cierrapuertas de brazo mecánico, existen muchos otros tipos, cada uno de ellos con unas características concretas adaptadas a las necesidades del usuario.

Tipos de cierrapuertas

  • Cierrapuertas aéreos. Estos son bastante habituales de encontrar en centros comerciales y grandes establecimientos. Su mecanismo hace que resulte mucho más fácil aplicar la fuerza requerida para su apertura. Son especialmente versátiles y compactos, en combinación con un agradable efecto estético.
  • Cierrapuertas de brazo articulado. Como ya hemos comentado, son los más comunes en comunidades y oficinas. Pueden encontrarse con retenedor y sin retenedor, en función de si queremos poder fijar la puerta en algún punto, o dejar que se cierre por defecto.
  • Cierrapuertas de guía deslizante. En este caso, en lugar de un brazo, contamos con una guía deslizante. La ventaja que tienen este tipo de cierrapuertas sobre los otros, es que pueden instalarse en todo tipo de puertas.
  • Cierrapuertas de suelo. Estos utilizan la energía hidráulica para activar su mecanismo de cierre de forma automática. Son principalmente utilizados en puertas de cristal, y pueden llegar a soportar estructuras de hasta 300 kg.
A la hora de decidir cuál de todos ellos es el adecuado para nuestra puerta, tendremos que prestar especial atención en factores como el uso de la misma y sus características. Si necesita asesoramiento a la hora de elegir el muelle cierrapuertas más óptimo para su comunidad, no dude en contactar con nosotros sin ningún compromiso.